martes, 25 de noviembre de 2008

William Eugene Smith


William Eugene Smith es considerado por muchos uno de los mejores fotógrafos del siglo pasado. Era el segundo hijo de una familia acomodada, nació el 30 de Diciembre de 1918 y disfruto de su infancia privilegiada hasta que llegó la Gran Depresión y los problemas económicos, tomando su padre un camino un tanto egoista, suicidándose.
En 1936, el fundador de la revista Time, Henry Luce, compró la revista Life para darle un toque de fotoperidismo y William se enteró de ello y le escribió a su madre:

"Mi intención es capturar la acción de la vida, la vida del mundo, su lado cómico, sus tragedias, en otras palabras, la vida tal y como es. Una imagen auténtica, inmediata y real... ésa es mi ambición. Tengo muchos años por delante que probablemente sean dificiles, pero, ¿qué importa si al final puedo conseguir lo que deseo?

Dos o tres meses después escribia: "Parece que la fotografía es la única forma de vida que puede hacerme feliz y tengo la intención de dedicarme a ella..." Así que a los 20 años ya tenía un contrato con la revista Life para trabajar en ella dos semanas al mes.


Ya en 1943 William no se encontraba muy satisfecho con su trabajo y deseaba ser corresponsal de guerra y lo consiguió por un encargo de la revista Flying. Allí empezó a tener dudas sobre la justicia de la guerra. Tras dos años en el conflicto, en el portaaviones USS Bunker Hill, en la batalla de Saipán, la invasión de la isla de Guam, la invasión de Filipinas y la batalla de Iwo Jima, en 1945 fué herido entre otras partes en su mano izquierda y en la mandíbula, se estropeó su cámara y volvio a casa, recibido como un héroe ante su escepticismo.


Tardó dos años en recuperarse de las múltiples heridas. Y tenía que llegar el día de volver a tomar una fotografía. Ahora reproduciré las propias palabras de William Eugene Smith: " Por fin, aquel día realizaría el esfuerzo de relanzar aquellos dos años de vacio. Aquel día, por primera vez desde que fui herido, pediría a mi cámara que funcionase para mí, obligaría a mi organismo a controlar el mecanismo de la máquina fotográfica y, al mismo tiempo, intentaría obligar a mi espíritu creativo a que retornase de su exilio. Sentía una presión que me exigía que aquella primera toma resultase lograda[...] Me encontraba decidido a conseguir que aquella fotografía presentase algo más que una buena realización técnica. Quería que el tema fuese un delicado momento de expresiva pureza que contrastase con la horrenda barbarie a la que me había enfrentado en mis fotografías de guerra, las últimas que había tomado. Estaba obsesionado por la obstinada decisión de que, por algún motivo, esta primera foto tuviera un carácter singular. Nunca he entendido bien por qué debía suceder así, por qué tenía que ser la primera y no la segunda, por qué si no la hubiese realizado aquel día no podría haberla conseguido la semana siguiente. [...] De una forma dificil de definir con claridad y cualquiera que fuese la razón o conjunto de razones, sentía que aquel sería el día de una importante decisión espiritual."

Y así fue como William Eugene Smith tomó esta fotografía de sus hijos caminando entre los árboles, titulada The Walk to Paradise Garden. A mi gusto, realmente bonita y una foto que no me canso de mirar.




3 comentarios:

al alba la cubri dijo...

Se parece mucho a las que hacia Lewis Carroll. Si que es maja, si ...

SloW dijo...

Te recuerda a alicia en el país de las maravillas?

al alba la cubri dijo...

http://www.davidokane.com/photography/carroll%20and%20alice%20kissing.jpg

este tipo de fotografias de niños que hacia Carroll, me refiero. Es muy similar.