martes, 28 de octubre de 2008

Quemar después de leer

Ayer fuí a ver "la última de los cohen", que no "la última de los perez" y la verdad es que es una película que ya hemos visto unas cuantas veces y además en España. Es la típica parodia española de sábado por la tarde que durante tantos años estuvieron haciendo J.L. López Vázquez, Ozores, Esteso y demás.
Si fuera española la gente no la iría a ver ( yo fui porque tenía unas entradas gratis y el horario nos iba bien. Bueno, y porque nunca había visto "una de los cohen", y suena bien verdad? una de los cohen....) o al salir por lo menos diría que es la típica comedia española.
Pero aquí entra el poder de la marca. Porque Cohen, Clooney, Pitt y Malkovich son "marcas" y mucha gente quiere comprarlas. En cambio Vázquez pues como que no suena muy atractivo no?
Imagínate hoy al llegar a la oficina la diferencia entre decirle a tus compañeros que has visto la ultima de los Pérez con Vázquez a la cabeza y decir que has visto la última de los Cohen con Clooney.
Pues eso, que en el cine también compramos marca. Lanzo una pregunta: ¿Se puede considerar a Bollywood la marca blanca del cine?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu vas a ver "la de los Cohen" porque es "guay" ver una de los "Cohen", y si entiendes de cine, tienes que ir a verla porque "estará nominada a los Oscar y es de cine comprometido"

Y porque no es lo mismo ver en la pantalla a José Luis Vázquez que a George Clooney (hablando de todo un poco, otro producto de marketing)..

¿son buenos actores, están buenos los actores, es una buena promoción o es una buena película?

fast dijo...

mi teoría del cine actual:

- el cine español es un zurrullo tal y como sale del ojete
- el cine yankee es un zurrullo bañado en sangre
- el cine europeo (sobre todo el francés y el de gente chachi pilongui como Von Trier) es un zurrullo bañado en purpurina
- el cine comprometido es un zurrullo con moscas

"Una de los Cuhen" jajaja, eso me ha molao